CESFAM SAN PEDRO REALIZÓ TALLER PARA CUIDADORES DE PACIENTES DEPENDIENTES SEVEROS

CESFAM SAN PEDRO REALIZÓ TALLER PARA CUIDADORES DE PACIENTES DEPENDIENTES SEVEROS

Actividad enmarcada en los lineamientos de la Atención Primaria de Salud sampedrina con foco familiar y comunitario.

Como una forma de apoyar la labor que realizan quienes cuidan de algún familiar, amigo o vecino que por algún deterioro en su salud han perdido su autovalencia teniendo que depender de un cuidador, un equipo multidisciplinario del Centro de Salud Familiar San Pedro entregó recomendaciones y educación a personas que están a cargo del cuidado de pacientes postrados.

En la instancia se entregaron diversas recomendaciones para el correcto manejo de personas dependientes severas y se brindó educación para el autocuidado, apuntando a la realización de ejercicios kinésicos para la prevención de afecciones de dolor físico.

Carolina Bustos, enfermera del Cesfam San Pedro que forma parte del equipo del programa de postrados del centro de salud, indicó que “con esta capacitación buscamos poder orientar a los cuidadores de personas con dependencia severa, porque sabemos que son pacientes que pueden presentar muchas dificultades y ser cuidador conlleva una carga tanto física como emocional, entonces de esta forma les brindamos herramientas para ayudarlos a disminuir el estrés que genera esa responsabilidad”.

Explicó que “este es el primer taller de este tipo que realizamos este año y que estaremos replicando para abarcar a la mayor cantidad de nuestros usuarios que son cuidadores, donde tenemos alrededor de 180 pacientes catastrados en nuestra población usuaria del Cesfam, para quienes buscamos ser una red de apoyo”.

Karina Flores, usuaria del Cesfam San Pedro que participó en la instancia, contó que en su caso ella cuida a su mamá y a su papá, quienes tienen problemas de movilidad y presentan algunas complicaciones en su salud mental. Ambos son dependientes severos y viven solos. A pesar de vivir cerca de ellos, Karina tuvo que dejar de trabajar para poder cuidarlos debido a la gran responsabilidad, disponibilidad de tiempo y carga tanto física como psicológica que demanda la situación de sus padres.

“Yo tengo que dedicar todo mi tiempo para cuidarlos, no ha sido fácil, de pronto tengo complicaciones para hacer otras actividades ya que no tengo con quien dejarlos, porque una no tiene los recursos como para poder pagarle a una persona, así que tuve que dejar mi vida a un lado para cuidar a mis papás porque no pueden estar solos”, dice Karina.

Por ello el apoyo que recibe por parte del equipo del Cesfam San Pedro es fundamental, “a mi mamá la han ido a ver varias veces, le van a hacer exámenes a la casa y curaciones en sus pies porque tiene heridas, cuando tiene que ir al hospital, la llevan en la camilla de la ambulancia”, explica la usuaria del Centro de Salud Familiar de Candelaria, comentando que “está muy bien lo que hacen porque se preocupan de los enfermos y de las personas postradas, yo le recomiendo a mis vecinos que estén en una situación similar que acudan al consultorio para solicitar apoyo”.

El programa de postrados del Cesfam San Pedro cuenta con un equipo multidisciplinario compuesto por médico, enfermera, nutricionista, kinesiólogo y asistente social, quienes realizan prestaciones en el domicilio de los pacientes con dependencia severa, “cada paciente involucra a una familia, y cada familia es un mundo, por ello nuestro equipo evalúa y realiza un plan de prestaciones de acuerdo a las necesidades de cada caso”, señaló la enfermera de la atención primaria de salud sampedrina.

La jornada se realizó en la iglesia adventista del sector y contó con la participación de funcionarios de la Casa de Discapacidad Municipal de San Pedro de la Paz, y capacitación por parte de enfermera y kinesiólogo del Cesfam San Pedro. También, se abordaron los alcances de la campaña preventiva de vacunación contra la influenza, próxima a iniciarse a mediados de marzo, donde se indicó que, para el caso de pacientes en calidad de dependientes severos, será suministrada en su propio domicilio por personal del Cesfam, extendiendo esta inoculación al cuidador principal, junto a ello, se reforzó educación para la prevención de enfermedades virales, destacando el lavado de manos como una de las principales medidas de autocuidado.

Comparte tu opinión